Sin noticias de Blanca.

Zim, por la mañana, escribió:

Hace apenas unas horas que se acaban de conocer y ya la está llevando a su casa en coche. Ha sido una noche de fiesta diferente pero divertida. Son las siete de la mañana, ella va pasada de copas y a él ya se le ha pasado la contaminación etílica. Hablan de banalidades, no saben de que hablar, prácticamente no se conocen, pero no hay momentos de silencio ni faltan las risas.

- Y ahora… ¿hacia dónde?
- Esta avenida toda recta, la última calle a la derecha.

No lo dudó, pegó un volantazo en la primera a la izquierda. La conducción se tornó agresiva, algo que el joven se podía permitir ya que a esas horas del domingo no había nadie en la calle. Iba haciendo zig-zags en su rumbo, una calle a la derecha, otra a la izquierda. Se le escapó una sonrisa malévola. Ella, lejos de asustarse de la situación, también sonrió, sabía lo que estaba pasando. Estaba siguiendo instrucciones de una tercera persona, que siempre que la llevaba a su casa hacía un recorrido más largo de lo habitual, de boca para afuera lo hacía para hacerla enfadar, de dientes hacia dentro lo hacía para alargar al máximo los minutos de su compañía.

- Loco, es esta calle ya, más o menos por donde está la tercera farola
- Por momentos pensé que me había perdido, tengo un sentido de la orientación pésimo.
- Y si además no haces caso de tu GPS humano…
- ¡Hala! Fin del trayecto… el taxímetro dice que son 6 euros.
- Sí claro… dando mil vueltas…
- Encima te quejaras…
- Buenas noches anda…
- Más bien… buenos días.
- Sí, eso… ¡Adiós!

Cerró la puerta, entraba en su portal risueña, con canciones sonando a todo volumen por su mente, aunque notablemente cansada. Él volvió a su soledad, esa que tanto le gustaba antes. Miró el móvil; varias llamadas perdidas y un par de mensajes. Ninguna llamada era de ella, los sms tampoco, los borró sin leerlos, no le interesaba nada de lo que otras personas le pudieran contar en esos momentos. Sentimiento de abandono. ¿Qué pudo hacerla cambiar de opinión, así, de repente? Seguía sin noticias de Blanca. Aceleró, y subió la música para no pensar.

“Rape me, do it, and do it again. Waste me, rape me my friend”.

6 respuestas para “Sin noticias de Blanca.”

  1. marta dice:

    Uoh! Has tornat! Que bé! :)

    No he entendido una cosa del relato… pero ahora lo hablamos! ^^

  2. Nario dice:

    Bonito retrato :)

  3. Carmelo dice:

    A veces la realidad supera a la ficción…Frase poco original pero verdadera…Para compensar la poca originalidad pondremos esto:
    “ES difícil de creer, pero tiene un cierto magnetismo, el propio asco que te da te atrae.Y además tiene una rara virtud, sin duda la única: entiende a las mujeres”.
    Berto Romero u/o Xavi Tribó.

  4. vide dice:

    jo…k cosas…aix jeje

  5. concha dice:

    llámala!!

  6. Zim dice:

    Para que? si ni me usa ni me hace caso? :(