Warning: Creating default object from empty value in /home/mtcrew/public_html/zim/wp-includes/functions.php on line 293
Zim City

Wizards VS. Hornets

Zim, en la hora de la siesta, escribió:

Washington Plaza Hotel, quinta planta, habitación 512. Washington DC.

-¿En que piensas? Te veo nervioso.
-No es nada, simplemente he apostado por los Wizards para el partido de esta noche y me preocupa que ese hijoputa que va de estrellita la fastidie como en el anterior partido.
-¿Gilbert Arenas?
-El mismo. Me encanta que seas una mujer que sigue los deportes.
-Es una afición que tengo desde pequeña, cosa de mi padre.
-Eres una niña de papá un tanto exótica. ¿Me pasas mi pistola? (Leer más…)

Teoría de la extinción de los dinosaurios (o Marco, di algo)

Zim, madrugando, escribió:


Debido a algunos comentarios de la entrada anterior, me puse a buscar fotos del verano pasado en Cadiz, y me encontre con un video que no recordaba. El momentazo, Kran elaborando una de sus teorias (todo hay que decirlo, que viene de la noche anterior, el tiempo no existe, la teoria de conjuntos y a saber que más..), y no, no es por la calor o la borrachera, sereno y con frio dice las mismas tonterias.
(Leer más…)

Tic-tac, tic-tac…

Zim, sobre la hora de almorzar, escribió:


Tic-tac, tic-tac, tic-tac. Es el sonido del tiempo. Bueno no, es el sonido del tiempo cuando tú no estás. La medición del tiempo es una invención humana, por eso tiene pequeños fallos y las horas no pasan siempre igual de rápidas, ni hacen el mismo ruido. (Leer más…)

Sesión Doble

Zim, por la mañana, escribió:


Science Fiction/Double Feature - Títulos iniciales de la película The Rocky Horror Picture Show

(Leer más…)

Miedo

Zim, por la mañana, escribió:

Le gustaba ser como una niña y como un niña afrontaba sus problemas. Eso último ya no le gustaba tanto, pero lo tenía asumido. Sus tonterías eran dulces, como las tonterías de una niña, pero su edad ya no era la de una niña. No importaba. Síndrome de Peter Pan tal vez, así se justificaba ante si misma, pues no debía rendir cuentas a nadie si a nadie dañaba. Enamorada andaba últimamente, estaba segura; de lo único que estaba segura desde hacía tiempo. Gustaba de placeres sencillos, así pues, con la compañía de quien le hacia temblar el pulso si le miraba a los ojos, encontraba con facilidad el entretenimiento en acciones simples como saltar charcos o tirar piedras. O tal vez era justo lo contrario, y encontraban el entretenimiento, juntos, en esos actos debido a lo complejos que eran ambos. ¿Quién sabe?
(Leer más…)

A cualquier cosa le llaman poeta

Zim, por la mañana, escribió:

-Pesao, que eres un pesao,
otra vez te lo digo,
me voy cuando quiera y cuando quiera te olvido.
-Te he escrito un poema de esos agarraos,
quiero amaneceres contigo a mi lao.
(Leer más…)

Amputación Capilar

Zim, madrugando, escribió:

ANTES:

(Leer más…)

Deep Red Lipstick

Zim, en la hora de la siesta, escribió:


Felicidades guapiura.
(Leer más…)

Tienes una sonrisa muy bonita

Zim, por la mañana, escribió:


¡Yo debería de ser el guionista de este anuncio!

(Leer más…)