Amor

Zim, madrugando, escribió:

Se aprecian unos gemidos silenciosos en la habitación, como si su amor estuviera prohibido y no pudiera enterarse nadie. (Leer más…)