No me sale la voz.

Zim, madrugando, escribió:

No quedan días de verano para pedirte perdón,
para borrar del pasado el daño que te hice yo.
Sin besos de despedida y sin palabras bonitas
porque te miro a los ojos y no me sale la voz.
(Leer más…)