Tenazas

Zim, sobre la hora de almorzar, escribió:


Clientes de Caín hacen negocio en cada esquina
con niños y Biblias quemadas vivas.
(Leer más…)