Mi Castaña Despeinada.

Zim, sobre la hora de almorzar, escribió:

Mi fea, eres una castaña despeinada,
mi bella, eres hermosa como el viento,
mi fea, de tu boca se pueden hacer dos,
mi bella, son tus besos frescos como sandías.
(Leer más…)